Reservar

l'Histoire

En sus inicios, La Florida fue una chocolatería y posteriormente se convirtió en el Café Durand. En el siglo XX fue un lugar muy politizado; durante ese época fue muy frecuentado por los refugiados españoles, posteriormente se convirtió en el punto de referencia preferida de los estudiantes... ahora atrae a un publico mixto donde se mezcla todos los estilos y generaciones.

Este éxito radica en parte por la atmósfera “Belle Epoque” que la Florida a conservado: escaleras en caracol, marcos y pinturas de época, pero sobretodo los espejos pintados con plomo por L. Bordieu en 1874, que nos permite fechar con precisión los orígenes de este Café al 1874.